Tema: ¿Preparandonos para la unción?
Autor…….Pastor John Casanova
2 de Reyes 2:1 – Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal
De lo que les voy hablar es de algo de suma importancia para cada uno de nosotros. Es sobre como prepararse para la Unción de Dios. ¿Hay que prepararse para la Unción?…….Yo creo que todo cristiano debe caminar en la Unción y mas cada uno de quienes hemos sido llamados al Santo Ministerio.
“Me levantó, pues el Espíritu y me tomó… Pero la mano de Jehová era fuerte sobre mí” (Ezequiel 3:14)
La vida cristiana es una revelación progresiva, es decir, no pretendemos comprenderlo todo en un curso de uno, dos y tres puntos. Esto es una escuela en la que aprendemos todos los días. Así mismo la comunión con el Espíritu Santo es gradual. Aprendemos a conocerle mejor en la medida que saquemos tiempo para estar con él y cuidemos lo que somos y lo que hacemos. Desconocer que podemos tener comunión con el Espíritu Santo nos puede llevar a cometer muchos errores en la vida. En mi caso, yo sentía la pasión y el fuego que me consumían, pero no sabia como enfocarlo o encausarlo para mi provecho espiritual y ministerial. Fue luego de muchos altibajos y un tanto frustrado por el ciclo repetitivo de bien – mal – mal – bien que me di cuenta de la realidad de su presencia como persona y no como una fuerza impersonal. Entender esto es de suma importancia. En mis libros “Secretos de su presencia” y “La unción y sus efectos”, expongo de forma más detallada sobre este caminar con el Espíritu Santo.
Pero ¿Qué es la Unción? Al querer responder a esta pregunta nos daremos cuenta que existen muchas voces que nos hablan de mas de una respuesta. Hay quienes creen que la unción es el caerse del Espíritu, otros que reír incontrolablemente, algunos piensan que la unción es llorar durante días en una manera fuera de lo común o sentir literalmente una llama de fuego sobre el cuerpo. Pero todos concuerdan que La unción es y representa la Presencia de Dios sobre una determinada persona.

La Palabra Ungir significa Frotar Los pastores del oriente ungían a sus ovejas frotándoles aceite sobre su pelaje para mantener a los bichos y cualquier otra alimaña lejos de ellas. Sin duda que pensando en esto el salmista nos dice: Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. La unción es tan importante sobre nuestras vidas ya que ella mantendrá a los demonios y sus maquinaciones lejos de nosotros.

Ungir es Frotar…..Por eso cuando Dios nos unge, frota su Naturaleza sobre la nuestra. Aleluya ¿No seria maravilloso tener la Naturaleza de Dios sobre nosotros siempre?
Ahora quiero que me preste toda su atención a dos verdades espirituales que deseo que usted las conozca:

Todo lo que se ve en el Antiguo Testamento es Sombra. Lo que se ve en el Nuevo Testamento en cambio es la Sustancia. (Es la manifestación visible de esa sombra) Los Santos del Antiguo Testamento vivían bajo la sombra de las cosas, Nosotros hoy vivimos en la sustancia de las cosas. Pero quiero que entandamos esto bien: Si ellos tenían Poder bajo la sombra. Hoy Nosotros que tenemos a Jesús (La Sustancia) cuanto mas Poder deberíamos de tener hoy.

La unción y la gloria.
La unción es indispensable para la realización del ministerio al que el Señor nos haya llamado. La efectividad de dicho llamado dependerá en gran manera del toque de la unción de Dios que tengas sobre tu vida. Pero su gloria, es lo que nos ministra de forma individual, lo que nos llena, nos cambia. Su gloria es su rostro, su comunión e intimidad. Es cuando él comienza a revelarnos sus atributos, su esencia, su carácter, lo que es, lo que hace y lo que siente. Su gloria son sus aspectos más íntimos que él revela a aquellos que se apasionan en conocerle.
Su unción es su poder manifiesto para “Pudrir todo yugo” (Isaías 10:27), es su dedo y su mano que sana, libera y bendice (Lucas 9:1-2; 11:20). Para que su unción venga deberás ser lleno de su presencia; pero para que venga su gloria será necesario que aprendas a “morir a ti mismo” (Lucas 9:23; 1ª Corintios 15:31). De hacerlo, descubrirás que la intimidad “desnuda” a la deidad. Mientras que con la unción ministramos a otros, su gloria nos ministra a nosotros. Cada toque y cada encuentro con él son para cambiarnos. Querrás ya no perder tu tiempo en simplezas y bagatelas, sino que desearás estar en plena comunión con el Espíritu Santo, meditando y aprendiendo de su Palabra la que te llevará a conocerle aún más.
Hubieron cuatro lugares donde Elías llevo a Eliseo. Antes de trasferirle la Unción que Eliseo deseaba. La Unción es algo que se trasfiere. Si nosotros observamos en el Ministerio de Jesús nos daremos cuenta que parte de su predicación incluía el tocar a las personas, ese era el momento de la transferencia, de la impartición de la Unción. La Unción es algo que se tiene que compartir……… Ahora volviendo a nuestro tema quiero que recuerde que como le he expresado no hay detalles sin sentido en la Palabra. Vamos a volver al texto bíblico: 2 de Reyes. 2:1 Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal.

A. ¿De donde venían?………. de Gilgal. ¿Qué razón tenían de estar ellos en Gilgal?…….. ¿Por qué el Espíritu Santo ve la importancia de mencionar este lugar en este relato bíblico?……. ¿Por qué Gilgal?…… ¿Qué ocurrió allí?

En Josué 5: 9-12 vamos hallar las respuestas: 9 Y Jehová dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto; por lo cual el nombre de aquel lugar fue llamado Gilgal, hasta hoy. 10 Y los hijos de Israel acamparon en Gilgal, y celebraron la pascua a los catorce días del mes, por la tarde, en los llanos de Jericó. 11 Al otro día de la pascua comieron del fruto de la tierra, los panes sin levadura, y en el mismo día espigas nuevas tostadas. 12 Y el maná cesó el día siguiente, desde que comenzaron a comer del fruto de la tierra; y los hijos de Israel nunca más tuvieron maná, sino que comieron de los frutos de la tierra de Canaán aquel año.
En este lugar ocurrieron algunas cosas:
Egipto quedo atrás (Egipto es símbolo del Mundo, de la vieja vida)

Cuando ellos salieron de Egipto. Salieron cargando una caja llena de los huesos de José. Pero cuando ellos entran a la tierra prometida, entran cargando el Arca del Pacto, que significa la gloria de Dios. Cuando ellos salieron de Egipto vieron solamente muerte sobre sus cabezas, Pero cuando entraron a la tierra prometida vieron sobre sus cabezas la vida. Aleluya

1. Por cuarenta años Israel camino por el desierto viendo caer el mana del cielo, viendo por el día la nube que los guiaba y por las noches la columna de fuego. (Tanto la nube como la columna de fuego es símbolo de la presencia de Dios)
2. Estando en Gilgal el mano ceso, de igual manera la Biblia no reporta que después les acompañase la nube ni la columna de fuego. Todo ello ceso en Gilgal.
3. En Gilgal ahora el pueblo tenia que hacer algo. En este lugar ellos empezaron a caminar por fé. Durante cuarenta años anduvieron ellos por vista ( Viendo el mana, la nube y la columna de fuego ) Ahora Dios quería que ellos anduvieran por fe.
4. Dios quita la nube y el fuego (Símbolos de su Presencia) de sus ojos. Para introducírselos dentro de sus corazones. Cambiándoles solo de lugar
5. Gilgal es el lugar al cual Dios nos trae para empezar andar por fe. Fe es lo primero que Dios introduce al pueblo después de dejar Egipto.
Nadie puede recibir la Unción si camina por vista. Tiene que caminar por fe si quiere la Unción sobre su vida.
La Biblia dice que la fe viene por el oír, el oír la Palabra de Dios. Note que dice que viene, si viene es porque tiene pies, viene caminando. La fe es una persona, es un Espíritu. en 2 de Corintios 4:13 nos dice la Palabra Espíritu de fe este espíritu de fe es otro nombre dado al Espíritu Santo. Aleluya El viene a la persona que presta oído a la Palabra. El honra ello y por eso viene a esa vida. No busquemos algo, busquemos alguien
Entonces tenemos: Que Gilgal es el lugar donde el Espíritu Santo se presenta. Donde la fe se hace realidad.

⦁ Después le llevo a otro lugar dice la Palabra 2 de Reyes 2 :2 Y dijo Elías a Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el. Que es lo que ocurre allí. Para esto tenemos que leer el capitulo 28 de Génesis. Allí encontramos que:
i. Bet-el es el lugar donde Jacob muere e Israel vivió
Jacob era hombre con muchos problemas personales: el engaño a su Padre, el no era realmente limpio de corazón. Pero Dios se encuentra con el y lucha contra el. Y mientras luchaba Jacob con Dios, Jacob iba muriendo, porque el luchar contra Dios mata tu carne. Por eso Dios lucha contra nosotros. Para matar nuestra carne.
Nosotros luchamos con Dios en Oración. Orar es luchar con Dios.
Bet-el es el lugar de la decisión y de muerte. Es el lugar donde la carne tiene que morir. En Bet-el la carne muere.
Pero nadie puede experimentar la muerte así hasta no caminar por fe. La carne comienza a morir porque el vivir por vista mantiene a la carne viva. El vivir por fe matara la carne. Porque la carne no puede vivir por fe
Pero algo mas sucedió en Bet-et. Deseo que vea que Bet-et es el lugar de la lucha:
En este lugar Jacob lucho con Dios. Como también en este mismo lugar Saúl lucho contra Samuel. Lo recuerda……Samuel vino y le dijo a Saúl ¿Cuál es el balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos? Y Saúl le responde que había traído lo mejor de las ovejas para ofrecer sacrificio a Jehová. Samuel le dice que Jehová por ello lo rechazado como Rey y Saúl queriendo detener a Samuel lucha con el y su manto se rompe.
Un hombre lucho con Dios y murió. Un hombre lucho contra otro hombre y murió físicamente y lo perdió todo.
Un hombre lucho con Dios y Dios lo acepto. Un hombre lucho contra otro hombre y Dios lo rechazo. No luchemos contra los hombres.
Bet-et fue el lugar donde Jacob fue aceptado y Saúl rechazado.
Gilgal = Fe
Bet-et = Muerte
⦁ Eliseo llega al tercer lugar. Dice la Palabra: 2 de Reyes 2:4 Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron, pues, a Jericó.

¿Que ocurrió en Jericó?
Las murallas cayeron…….. El lugar de la batalla es Jericó
Fue aquí en este desierto de Jericó donde Satanás se enfrento contra el hijo de Dios……” Si tu eres el hijo de Dios” era la frase de victoria de Satanás a Jesús.
Pero este lugar también nos habla de la Victoria de Jesucristo contra todo poder demoníaco. Aquí es donde la batalla es ganada.
Jericó es el lugar de la guerra. Aquí es donde nos enfrentamos contra Satanás mismo. Contra sus maquinaciones.
Ahora quiero que aprenda que el Diablo no puede ganar nada cuando la carne esta muerta. Por ello es necesario morir en Bet.-el primero antes de llegar a Jericó.
Satanás siempre busca algo con que luchar. Pero como nuestra carne esta muerta el no tiene nada con que lucha. Su derrota es segura. Aleluya.
Dejemos que nuestra Incredulidad muera en Gilgal
Dejemos que nuestra carne muera en Bet.-el
Y veremos en Jericó al Diablo caer ante nosotros. Aleluya. Gloria a Dios.

a. Los tiestos son trozos de recipientes, vasijas quebradas de barro que se modelan luego de que se rompen para tratar de reutilizarse en fines diversos. Estas vasijas de arcillas de barro, precisamente por el material del que estaban hechas, no poseían demasiado valor en lo económico. El salmista se vale de esta figura para hacer referencia a aquellos que son considerados como algo sin valor, como vasijas de barro sin mucha importancia, arrojados por ahí como tiestos, como algo común, ordinario, desestimado y que no sobresale. Ese era yo para cuando Dios en su misericordia me hizo volver a la realidad de su gracia y a la comunión con su Espíritu Santo. Pueda que esta sea también tu experiencia.
b. Cuando el Espíritu Santo empieza su trato en tí, levanta ti autoestima, trae a tu vida el poder de la sangre de Cristo que limpia el alma y quita la piedra oscura de la condenación que oprime tus entrañas. El alivio que se experimenta es indescriptible cuando te sientes libre y perdonado de tus errores. Al igual que el buen samaritano, el Espíritu Santo “Vendó mis heridas, echándoles aceites y vino, me llevó al mesón y cuidó de mí” (Lucas 10:34, parafraseado). Por su palabra trajo a mi vida textos como los siguientes:
c. “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé…” (Isaías 43:4) “Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionara hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1:6) Y la estocada final lo logró con el siguiente texto:
d. “Bien que fuisteis echado entre los tiestos, seréis como alas de paloma, cubiertas de plata y sus plumas con amarillees de oro” (Salmo 68:13) Con esta escritura el Señor levantó mis ánimos alicaídos. Él me estaba asegurando su amor y su proceso restaurador de tiesto roto a “Paloma con alas de plata y plumas de oro”. En la Biblia la plata es símbolo de purificación:
e. “Como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces” (Salmo 12:6) Al requerir ser purificado, Dios así lo hizo. Igualmente el oro es símbolo de lo más apreciado, de valor y de importancia. Con esto me estaba asegurando que me transformaría y que me haría alguien de mucho valor para él. Y así ha sucedido, pues lo que un día comenzó continúa aún hoy. En razón de esto, puedo entender y comprender tus sentimientos de derrota, de impotencia y de fracaso.
Y ahora Eliseo es llevado por Elías al Jordán 2 de Reyes 2:6 Y Elías le dijo: Te ruego que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron, pues, ambos. Es en este lugar donde Elías le pregunta a Eliseo que quieres que haga por ti. Y Eliseo le pide la doble porción de su Espíritu. Elías le responde que si lo viera en el momento de su arrebatamiento esa petición seria contestada
a. El Jordán es el lugar de la visión.
b. Elías le esta diciendo a Eliseo si me vieras.
c. En Gilgal los ojos de la carne murieron. Ya no podían ver la nube o el fuego.
d. Es en el Jordán donde los ojos del Espíritu cobran vida.
e. Fue en el Jordán donde Juan el Bautista vio la visión del Espíritu Santo descender sobre Jesucristo en forma de una paloma.
f. Los dos caminaban cuando fueron separados por el carro de fuego. Elías es arrebatado a los cielos.
g. El manto de Elías cayendo cerca de las aguas del Jordán. Eliseo se apresta a recogerlo.
h. Hubieron tres cosas que pudo hacer Eliseo con ese manto
Primero. Pudo haber construido un gran monumento alrededor del manto. Una gran Iglesia, con un grande cartel luminoso. Separarse de su Denominación Conciliar y formar una denominación personal alrededor de su persona o Independizarse creando un reino alrededor de el. Ganándose a la gente para sostener su reino personal, en vez de ganárselos para el reino de Dios
Segundo. O podía haberle cortado el manto en pedacitos elegidos y venderlos. Hacer negocio con esa Unción. Seria un gran negocio redondo. QUE HACEMOS CON LA UNCIÓN…………….
Tercero. O hacer como muy pocos lo hacen……..Tomar el manto, Tomar esa Unción solo para darle la gloria a Dios. Esto es ir donde las aguas y decir en donde esta el Dios de Elías. Esto es ir ante aquellos que necesitan de la Palabra de Dios y decirles en el nombre de Jehová aguas tomen vida. En el Nombre de Jesús de Nazaret sean libres de sus ataduras………..
Si llegas al Jordán veras caer el manto cerca de tus pies. Pero ten mucho cuidado de lo que hagas con la Unción que recibas. No te formes un reino de súbditos alrededor de ti en tu iglesia, recuerda no son tuyas esas vidas, pertenecen al Reino de Dios. Peor aun no negocies la Unción que Dios te ha dado. La unción solo debe de ser usada para traer gloria al Señor Jesucristo…….y no para nosotros.

CONCLUCION:

⦁ Todo lo anterior es posible cuando empiezas a desear la comunión con el Espíritu Santo, lo buscas y esperas en su presencia. Tú orarás siempre al Padre en el nombre de Jesús y el Espíritu Santo será el encargado de poner las palabras en tu boca para que ores. Luego él se encargará de reportarte las bendiciones que el cielo haya dispuesto para ti.
⦁ Con el Espíritu Santo podrás dialogar, honrarlo, reírte, compartirle tus penas, tus alegrías, tus triunfos, tus derrotas (si es que las hay) y todas tus emociones. Háblale de ti, de esa chica o chico que te interesa, de tu esposa, de tu esposo, de tus hijos, de tu negocio, de tu trabajo, de tu ministerio, de tu empresa, de tus sueños y de todo cuanto desees compartirle. Él sabrá oírte y te guiará en cada paso que des y cada decisión que tomes. Nunca olvides que él siempre estará allí, esperando por encontrarse contigo. Vivirás en carne propia la experiencia que Isaías y cientos de cristianos en todos los tiempos también han vivido:
⦁ “Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios. Jehová el Señor me abrió el oído, y yo no fui rebelde ni me volví atrás” (Isaías 50:4-5).

Prométele al Señor la gloria siempre.
Que Dios te sostenga fiel en sus caminos.