Autor: Rev. John E Casanova
ISRAEL EN PASADO – BREVE HISTORIA DE ISRAEL
La historia de Israel comenzó alrededor del año 2,000 a. C. cuando Dios llamó a Abraham de la tierra de Ur de los caldos (Génesis 12:1-3).
Jacob, nieto de Abraham tuvo 12 hijos de quienes nacieron las 12 tribus de Israel.
El hambre los hizo emigrar al país de Egipto donde vivieron 400 años como esclavos y formaron un pueblo de casi 3 millones de personas.
Dios levantó a Moisés para liberarlos y volverles a la tierra de Canaán, Sin embargo, ellos se rebelaron y quedaron en el desierto vagando por 40 años.
En el año 1451 a. C. Josué los introdujo a la tierra de Canaán.
Las naciones de Canaán los hicieron sufrir por no haberlos conquistado totalmente y, posteriormente, Israel vivió bajo el liderazgo de varios “jueces” durante 450 años.
Saúl fue su primer rey en el año 1040 a. C. El rey David comenzó su reinado el año 1010 a. C.; Salomón fue el rey bajo el cual la nación de Israel se dividió en los años 931-913 a. C.
Las 10 tribus del norte (Israel) fueron llevadas cautivas a Asiria en 722 a. C.; y las otras 2 tribus del sur (judá) fueron llevados cautivos a Babilonia en el año 600 a. C.
Tres grupos de judíos regresaron a Judea desde Babilonia. El primer grupo llegó en el 536 a. C. bajo el liderazgo de Zorobabel; 78 años más tarde, Esdras condujo otro grupo para reconstruir el Templo; 14 años después, Nehemías trajo el tercer grupo y reedificaron las murallas de Jerusalén.
Al cerrar el Antiguo Testamento hubo 400 años de silencio porque durante este tiempo no fue dada ninguna profecía.
En el año 63 a. C. los judíos estaban bajo el dominio romano, los cuales llamaron a esta tierra JUDEA.
En el año 40 a. C. el procónsul romano Marco Antonio estableció a Herodes como rey de Judea. En el 17 a. C., Herodes reedificó el magnífico templo de Jerusalén del tiempo de Jesús
El Señor Jesucristo murió en la cruz en el año 33 d.C., y con su muerte, sepultura, resurrección y el derramamiento del Espíritu Santo en el día de Pentecostés, surgió en la historia de la iglesia cristiana
Tito, el general romano, destruyó la ciudad de Jerusalén el año 70 d. C. y los judíos que sobrevivieron fueron vendidos como esclavos y esparcidos sobre la faz de la tierra.
En el año 132 d. C. los romanos cambiaron el nombre de Judea por PALESTINA.
PROFECÍAS QUE DIOS HIZO A ISRAEL SOBRE SU DISPERSIÓN
Dios les prometió bendiciones a los israelitas si mantenían su pacto con Él, pero si le desobedecían, les aseguró que sería esparcidos por toda la tierra… ¡tal como sucedió! (Deuteronomio 28:1, 64-66).
La historia nos da testimonio de la manera en la que estas profecías se han cumplido al pie de la letra, pues desde el año 605 a. C. los judíos estuvieron esparcidos por todas las naciones del mundo.
PROFECÍAS TOCANTES A SU RESTAURACIÓN
Un poco antes de que Dios instalara a la nación de Israel en la tierra de Canaán, les dio estas promesas (Deuteronomio 30:35).
La promesa de su restauración también le fue dada por Dios a través de varios de sus profetas (Isaías 11:11, 12; 27:12, 13; Jeremías 23:3, 7, 8; Ezequiel 11:17; 20:34; Amós 9:14, 15; Zacarías 8:7, 8).
ISRAEL DESDE SU DISPRESIÓN HASTA SU RENACIMIENTO COMO NACÍON
Sería lógico pensar que los judíos serían absorbidos por todas las naciones donde fueron esparcidos, pero… ¡no fue así!
Los judíos guardaron su identidad propia como un pueblo distinto, guardaron la religión que Jehová les había dado y ninguna tuvo éxito al tratar de destruirlos.
Desde el cautiverio babilónico (600 a. C.) hasta el año de 1948 o sea durante 2,500 años… ¡los judíos vivieron esparcidos y perseguidos por toda la tierra!
RENANCIMIENTO DE LA NACIÓN DE ISRAEL
El mandato británico para controlar Palestina terminó a la media noche del 14 de mayo de 1948.
El próximo día, a las 4:00 p.m., después de cantar el himno nacional, el Sr. Ben Gurion leyó la Declaración de independencia del Estado de Israel.
Por primera vez, después de más de 2,500 años, Israel era otra vez una nación, cumpliéndose la profecía bíblica de Isaías 66:8.
2. ISRAEL EN PRESENTE
La Biblia profetizó que los judíos a llegar a Israel gradualmente (Isaías 43:5,6) de esto hemos sido testigos a través de todo este siglo:
1822 24 mi judíos intentan y logran entrar a su tierra.
1914 Al principio de la I Guerra Mundial este número aumentó a 85 mil.
1927 Diez años después de que el general inglés Allenby tomara la ciudad de Jerusalén, había 150 mil judíos en el estado de Palestina.
1947 Un año antes de que Israel se erigiera como nación, había 626 mil judíos en Palestina.
1991 La revista “Time” de E. U. publicó, en su número del día 30 de septiembre de 1991 un artículo titulado: “¿Se está secando la inundación de los judíos soviéticos?” (pág. 21) donde se dice: “Más de 310 mil judíos han emigrado de Rusia hacia Israel desde qye Mijail Gorvachov quitó las restricciones para la emigración en 1989. De los 300 mil que esperan emigrar este año, sólo 112 mil lo han hecho ya. Las autoridades judías dicen que esperan que antes de 1996 más de 1 millón de judíos regresen a Israel.
En 1965 habían 2, 239,000 judíos en Israel; en 1969 el número asendía a 2, 841,000 judíos; y en su 30avo aniversario en 1978 tenían 3, 697,000.
Judíos de más de 100 naciones han regresado a Israel; cumpliendo las profecías bíblicas al pie de la letra (Jeremías 23:7,8).
LA GUERRA DE LOS SEIS DÍAS
La Biblia había profetizado que cuando los judíos regresaron a Israel ya nadie los podría sacar hasta que el Señor Jesucristo regresara por segunda vez:
“Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel…los plantaré sobre su tierra y nunca más serán arrancados de su tierra”, (Amós 9:14-15).
Esta profecía se ha cumplido también al pie de la letra, pues desde que se formó el estado de Israel en 1948, los intentos de las naciones árabes para expulsar a los judíos han sido en vano a pesar de su cantidad numérica en hombres y armas.
Un ejemplo de esto lo es la guerra de los seis días en el mes de mayo de 1967.
En mayo de 1967 el presidente de las Repúblicas Arabes Unidas asombró al mundo al anunciar que cerraba el Golfo de Agaba al comercio judío. A la vez, Egipto había negado a Israel el uso del Canal de Suez. El único puerto a través del cual Israel tenía acceso al Mar Rojo era el puerto de Elat.
Las naciones árabes comenzaron a alinear a todas sus tripas alrededor de la pequeña nación de Israel de la siguiente manera: EGIPTO concentró 80 mil hombres en la orilla del Sinaí; SIRIA tenía 40 mil hombres al norte; JORDANIA alineó 40 mil hombres en el este; ARABIA SAUDITA mandó 20 mil hombres para reforzar a Jordania; IRAQ, despachó 5 mil soldados para ayudar a Siria.
Antes de la batalla, el presidente Gamal Andel Nasser anunció: “Aplastemos a Israel como gusano y libremos al Medio Oriente para siempre de los judíos. Ganaremos con la ayuda de Dios”.
El primer día de la batalla, Israel lanzó un ataque sorpresa contra 25 bases aéreas árabes vitales, destrozando 400 aviones árabes; posteriormente, habiendo controlado los cielos, aplastaron a los ejércitos árabes en la península del Sinaí y controlaron todo el Golfo de Agaba.
El Segundo día de la batalla, los judíos capturaron la vieja ciudad de Jerusalén e hicieron oración (después de más de los siglos) en el Muro de las Lamentaciones.
En los últimos días de la guerra las tropas de Jordania fueron desplazadas al oriente del río Jordán mientras el ejército israelí avanzaba hacia el Mar Muerto.
Con sus ejércitos materialmente destrozados, las naciones árabes pidieron un cese al fuego.
Desde el punto de vista bíblico esta guerra fue tremenda importancia para Israel, pues por primera vez en muchos siglos, la ciudad completa de Jerusalén estuvo en manos de los judíos.
Esta guerra donde dos millones de judíos pelearon contra 80 millones de árabes demostró el principio bíblico de Dios:
“No con ejército, ni con fuerza, CON MI ESPÍRITU, ha dicho Jehová de los ejércitos”, (Zacarías 4:6).
LOS TIEMPOS DE LOS GENTILES
El Señor Jesucristo dijo: “Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que el tiempo de los gentiles se cumpla” (Lucas 21:24).
Este “tiempo de los gentiles” (cuando Israel cayó bajo el dominio del mundo) comenzó en el año 606 a. C. cuando el rey Nabucodonosor capturó Jerusalén.
Cuarto acontecimientos nos indica que los “tiempos de gentiles están por acabar:
La firma de la Declaración Balfour por parte de Inglaterra.
La captura de la ciudad de Jerusalén del poderio turco en la I Guerra Mundial.
La recaptura de la mitad de la ciudad de Jerusalén por los judíos en 1948.
La recuperación de la ciudad entera de Jerusalén por los judíos en junio de 1967.
La Biblia profetizó que la ciudad sería entregada (estando en posesión de los judíos a los gentiles otra vez en tiempos del Anticristo (Apocalipsis 11:1,2).
Una de las señales bíblicas más grandes de que posiblemente nos encontremos viviendo en los últimos tiempos, es el regreso masivo de los judíos a la tierra de Palestina.
La Biblia no sólo profetizó su dispersión por todo el mundo, sino también se indica que en los últimos tiempos los judíos regresarían de todas las naciones donde fueron esparcidos a la tierra de Israel.
LA PRIMERA DISPERSÓN (primer regreso)
En el libro de Deuteronomio 30:1-3, Moisés profetiza que los judíos serían algún día esparcidos por toda la tierra por su rebelión contra Dios.
Esta profecía se cumplió al pie de la letra y la Biblia nos enseña los tiempos en que se cumplió.
A la muerte del rey Salomón, Israel se dividió en dos reinos (el sur y el norte) y en el año 722 a.C. los asirios se llevaron cautivos a los judíos a los judíos del reino del norte (Israel); casi 100 años después, los babilonios, al mando del rey Nabucodonosor, en el año 606 a.C. se llevaron cautivos a los judíos del reino del sur (Judá). Esta cautividad había sido profetizada claramente por el profeta Jeremías (Jeremías 25:11; 29:10).
En el año 169 a.C., Israel se encontraba ora vez oprimida bajo el gobernante sacrificó en su Templo un cerdo en un altar a Zéus.
Una familia judía llamada los Macabeos, se levantó en armas en contra de este gobernante y, finalmente, después de una batalla muy sangrienta, les arrojaron de la tierra de Israel.
Los Judíos volvieron a hacer sacrificios en su Templo, se formó un consejo de 70 ancianos llamado el Sanedrín y se establece en Israel un reino hasmoneo como un estado independiente que sólo duró cerca de 100 años.
Este reino fue aplastado por el Imperio Romano en el año 60 a.C.
El momento para cumplimiento de las profecías del regreso de los judíos a su tierra, tendría que ser en un tiempo futuro, pues en este tiempo volvieron a ser dispersados por todo el mundo.
EL RENACIMIENTO DE ISRAEL (el segundo regreso)
Durante el reino temporal hasmoneo, los judíos regresaron de una sola nación: Babilonia, pero después de 1,900 años de vivir dispersados por todo el mundo, sin territorio ni gobierno, sucede un milagro en la historia humana ¡nace una nación en un solo día, el 14 de mayo de 1948!
Las naciones del mundo votan para que los judíos vuelvan a su tierra después de haber sido cruelmente masacrados por Adolfo Hitler y se forma el Estado Independiente de Israel…¡tal como la Biblia lo había profetizado! (Isaías 66:8, Amós 9:14-15).
A principio de este siglo los ingleses les quitaron a los turcos el control sobre Palestina y no fue hasta 1948 que los ingleses salieron de Palestina al declararse Israel como un estado independiente.
Pero, ¿era este tiempo señalado por los profetas del Antiguo Testamento como última restauración de Israel? La respuesta es sí y no.
Sí, porque aquí se inició la primera fase de un regreso parcial a Israel, procedente de varias naciones, y no porque aun quedaban miles de judíos por todo el mundo.
El Señor Jesucristo advirtió y profetizó sobre este renacimiento de Israel (Mateo 24:32,34).
EL DESAFÍO A LOS CRISTIANOS.
El culto al césar se convirtió, para todo el mundo cristiano, en la peor de las pesadillas.
Nerón, por ejemplo, llegó a creer que realmente era dios en la carne. Otros césares sufrieron delirios de deidad y grandeza, casi tan fuertes como los de Nerón.
Para otras personas, el culto al césar no significaba mas que agregar otro dios a sus otras deidades, pero para los cristianos que conocían y sabían quién era único Dios verdadero, presentaba otro cuadro diferente.
Ningún cristiano verdadero podía reconocer al césar como dios, pues el Señor Jesucristo era el único Dios y Señor verdadero.
Muy pronto los cristianos comenzaron a ser considerados traidores y debido a ellos les comenzaron a inventar cientos de falsas acusaciones con el propósito de poder tener un pretexto a través del cual deshacerse de ellos.
Nerón por ejemplo, después de incendiar a Roma, les echo la culpa a los cristianos, lo que desató una de las persecuciones más feroces de la historia.
Miles de cristianos fueron quemados y despellejados vivos, echados a las fieras salvajes, crucificados y salvajemente torturados. LA sangre corría tan libremente que, hasta el día de hoy, el piso del coliseo romano esta manchado con la sangre de todos estos miles de mártires.
LA MARCA DE LA BESTIA
La Biblia profetiza con mucha claridad que el futuro gobernante mundial, el Anticristo, mandará a “marcar” a toda la gente con número 666 (Apocalipsis 13:16-18).
Ninguna generación anterior a la nuestra podía imaginarse que todos los sistemas de la tecnología moderna se encaminaran para preparar el camino a este ser diabólico que tratará de controlar al mundo entero a través de computadoras y sistemas de identificación modernísimos.
TECNOLOGÍA DE LA MARCA DE LA BESTIA
Por casi dos mil el número 666 ha estado asociado con el terror, los grupos de rock satánicos, los criminales y la mayor parte de las personas involucradas en el ocultismo.
¿Por qué esta asociación de todas estas personas con este número tan especial? Porque hace dos mil años, el apóstol Juan escribió que sería el número que usaría el Anticristo para controlar al mundo entero (Apocalipsis 13:16-19)
¿Qué tipo de marca será ésta? Será una marca física, visible, impresa en la mano derecha o en la frente.
La persona que se deje marcar será identificada inmediatamente como miembro del reino de las tinieblas y siervo del Anticristo, y la persona que se niegue, será ejecutada inmediatamente o perseguida hasta la muerte (Apocalipsis 15:2)
Para llevar a cabo este proyecto, el Anticristo y su nuevo orden mundial de naciones necesitarán usar la más alta tecnología en sistemas de identificación, la cual ¡ya está lista en nuestra época actual!
Este sistema era técnicamente imposible de llevarse a cabo hasta la introducción a nuestro mundo de los “rayos láser” en esta última década, de los “chips computarizados (que se pueden colocar inclusive debajo de la piel) y de los sistemas financieros electrónicos.
Esta marca diabólica que usará el Anticristo mantendrá a millones de seres humanos en una prisión económica invisible sin ninguna esperanza de escape.
Todo sistema internacional político, financiero y religioso estará bajo el control directo del Anticristo.
Hace algunos años, no importa cuan terrible fuera el control totalitario político en existencia, la gente, de alguna manera, podía comprar algo de comida y hacer de alguna manera algún negocio. Pero con el control y el sistema de la Bestia se eliminará el uso del papel moneda, lo cual forzará a la humanidad a comprar o vender a través de un sistema computarizado que requerirá de todo individuo… ¡tener la marca de la Bestia!
1. EL NÚMERO 666
En Apocalipsis 13:18 se nos dice; “…calcular el número de la bestia”.
¿Qué significa esto? El libro de Apocalipsis fue escrito originalmente en griego, que era el lenguaje oficial y común en el mundo romano en tiempos de Jesús.
Aún cuando muchos ciudadanos romanos hablaban el latín, la gente más educada, aún en roma, escribía y discutía cuestiones intelectuales en griego.
Una de las principales características de los idiomas griego y hebreo es que no usan el sistema arábigo de numeración, como el 1, 2, 3, etc.
Estos lenguajes expresan los números usando la letra apropiada de su alfabeto.
Cada letra del alfabeto griego y hebreo sirve, tanto como una letra o como un número: alfa=1; Beta=2; iota=10; rhd=100.
Por ejemplo: la letra “X” representa al número 600. Cuando se menciona el “número de la bestia” en el Apocalipsis 16:18, en el manuscrito original se usaron tres letras griegas que se tradujeron 666.
Existe pues, la posibilidad de que la suma del nombre del Anticristo en hebreo equivalga al número 666… ¡pues él será judío!
Además el número “6” es el número del hombre (fue creado en el sexto día) y el número “3” es el de la Trinidad”. La trinidad satánica; dragón, bestia y falso profeta (Apocalipsis 16:13,14).
La repetición del número 6 tres veces significa “el hombre elevado a la divinidad”. El Anticristo se hará y proclamará a sí mismo como dios (2 Tesalonicenses 2:3, 4; Ezequiel 28:2, 6, 9).
2. LA CONSECUENCIA ETERNA DE LA MARCA DE LA BESTIA
Dios tiene ya puesto un “sello” sobre todos sus siervos, el cual significa “protección y propiedad” (Efectos 1:13, 14; Apocalipsis 7:3,4).
Jesús dijo que todos los que tienen esta marca o sello invisible le reconocerían por su voz, así como la oveja reconoce la voz de su pastor (Juan 10:1-5, 14, 27).
El Anticristo pondrá también su marca sobre millones de personas que le reconozcan como el mesías y salvador del mundo y le adorarán a cambio de preservar sus vidas (Apocalipsis13:4).
Estas personas harán vendido su alma al mismo diablo y pasarán toda la eternidad en el infierno (Apocalipsis 14:9-11).
En cambio, los santos de Dios, por fe, valor y paciencia, serán recompensados eternamente (Apocalipsis 14:12, 13; 15:2-4).
El Señor Jesús hizo esta advertencia con mucha anticipación (Marcos 8:34-38).
La Biblia dice y revela el secreto de la victoria espiritual (Apocalipsis 12:11).
VI. EL NUEVO ORDEN MUNDIAL…Volver al Indice
En los últimos años los siguientes acontecimientos llenaron los encabezados de todos los periódicos del mundo:
La Guerra del Golfo Pérsico.
La caída del comunismo en Europa.
La unificación de Alemania.
Los Estados unidos de Europa.
El Nuevo Orden Mundial del presidente George Bush.
La meta de la ONU de una unidad global.
Los intentos de un Tratado de Paz entre árabes e israelíes.
EL programa del Vaticano para la unificación de todas las religiones.
Millones de personas se preguntan de qué manera de todos estos acontecimientos se relacionan con las profecías bíblicas con respecto a los últimos tiempos, y a continuación demostraremos que efectivamente, la Biblia ya había profetizado con cientos de años de anticipación, los acontecimientos que actualmente encabezan la mayor parte de los periódicos internacionales.
Todos estos eventos, según la Biblia, están preparando el escenario para el Nuevo Orden Mundial, cuyo lider será un personaje siniestro llamado el Anticristo.
¿Sabían ustedes qué porcentaje de la Biblia está dedicada a la profecía?
De los 23,210 versículos del Antiguo Testamento, 6,641 contienen información profética acerca del futuro (29%); en el Nuevo Testamento existen 7,914 versículos, de los cuales 1,711 contienen información profética (22%).
De los 31,124 versículos de toda la Biblia, 8,352 contienen profecía (27%).
LA UNIDAD GLOBAL
La reciente guerra en el Golfo Pérsico no fue, primordialmente, para defender el precio del petróleo, sino porque amenazaba el Nuevo Orden Mundial.
El embajador soviético ente las Naciones Unidas, Sr. Eduard Schevardnadze, antes de renunciar dijo: “Lo que hecho Saddam Hussein ha sido, realmente, amenazar el Nuevo Orden Mundial”.
Por primera vez, desde su fundación, la ONU reunía a más 25 países para expulsar de la ciudad de Kuwait al presidente agresor de Iraq, Saddam Hussein.
Pero, ¿qué es el Nuevo Orden Mundial? ¿Es éste concepto algo nuevo política y económicamente? No, veamos a través de la historia este sueño o utopía del ser humano por unificarse y gobernarse sin tomar en cuenta a su Creador.
LA TORRE DE BABEL.
La Biblia nos narra en Génesis 11:1-4 el primer intento del ser humano a nivel global, para unificarse e independizarse de su Creador e ir en contra de Su voluntad.
Dios frustró este primer intento a través de la confusión del lenguaje (v. 9).
Este primer Nuevo Orden Mundial estaba caracterizado por tres elementos principales:
UNIDAD basada en la independencia de Dios.
UNA CULTURA sin Dios.
UNA RELIGIÓN sin tomar en cuenta la revelación divina.
Cualquier intento de “unidad global” a través del esfuerzo humano sin tomar en cuenta a Dios, es la propia autodestrucción (Salmo 2:1-6; 10-12).
UNIDAD RELIGIOSA
El Surgimiento del Anticristo encabezará el próximo Nuevo Orden mundial, pero la Biblia profetiza que no surgirá sin que antes se manifieste la “apostasía” (2 Tesalonicenses 2:3).
La apostasía es un apartamento o desviación de la verdad revelada en las Sagradas Escrituras, y esta apostasía culminará en un “ecumenismo global” (la unión de todas las religiones)
En 1986 se reunieron en la ciudad italiana de Asís, 60 líderes de las 12 principales religiones del mundo y la declaración unánime de esta reunión fue la siguiente: “Todas nuestras oraciones están creando una energía espiritual que traerá próximamente un clima de paz y de orden mundial”.
La unión apóstata de todas las religiones fue profetizada hace dos mil años por el apóstol Juan, en el libro de Apocalipsis capítulo 17.
EL ORIGEN SATÁNICO DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL
¿En dónde se originó la idea de la unificación y de la independencia de Dios? La Biblia nos revela en el libro de Isaías 14:12-14 que fue un ángel hermosamente creado, el cual se rebeló contra Su Creador, por su intento de tratar de asemejarse a El, y que se llama Satanás (el adversario).
En su primer ataque a la primera pareja humana, les sembró en sus corazones la misma semilla que nación en el: “…seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal”, (Génesis 3:5).
LA NUEVA EUROPA Y EL ANTICRISTO
La Biblia profetiza claramente que la nueva forma de gobierno mundial será un bloque de 10 naciones que saldrán del antiguo Imperio Romano (Daniel 2:7, 8, Apocalipsis 13:1, 2).
En 1957, este bloque de naciones comenzó a formarse como una realidad cuando se firmó el Tratado de Roma y con lo que actualmente se conoce como el Mercado Común Europeo.
En 1992 éste estaba compuesto por 12 naciones, pero la Biblia profetizó que tienen que quedar sólo 10, y de una de ellas, saldrá el último dictador de la historia: el Anticristo.
Hagamos un poco de historia para analizar esta profecía a la luz de los últimos imperios mundiales.
RESURGIMIENTO DEL IMPERIO ROMANO.
En el libro de Daniel 9:25-27 se profetizó que “un pueblo” destruiría la ciudad de Jerusalén y su santuario (el Templo) y, que este mismo pueblo sería responsable por el sistema judicial por el cual el Mesías sería muerto.
¿Cuál fue el pueblo que destruyó en el año 70 a. C. y que anteriormente sacrificó al Mesías? ¡Los romanos!
También se profetiza en este mismo pasaje su resurgimiento de Roma en el mundo, pues de ellos saldría “el Príncipe que ha de venir”, el cual será el Anticristo (del antiguo imperio romano).
De todos los imperios de la antigüedad, Roma fue el único que no disolvió totalmente, pues aunque se derrumbó políticamente en el año 450 d. C., sin embargo, continuó existiendo en al forma de una “religión”.
El cristiano surgió mientras Roma gobernaba el mundo y el último emperador romano, Constantino, usó el cristianismo para UNIFICAR su impero política y religiosamente.
¿Qué significado tiene todo esto proféticamente hablando? Que cuando veamos a Europa unida como en tiempos del antiguo imperio romano… ¡el Anticristo hará su aparición!
LA FUTURA ECONOMÍA Y EL ÚLTIMO GOBIERNO MUNDIAL
LOS IMPERIOS MUNDIALES PROFETIZADOS
Hace aproximadamente 2,600 hubo un rey en el imperio Babilónico llamado Nabucodonosor, el cual tuvo un día un sueño y el cual, el profeta Daniel (que era durante su reinado Ministro de industria y Comercio) interpretó bajo la inspiración divina (Daniel 2:1-19, 27-30).
Dios usó a Daniel para que profetizara con lujo de detalles todos los imperios que se sucederían durante la historia del ser humano hasta Su segunda venida.
Estos imperios o formas de gobierno fueron representados por la “estatua” que el rey Nabucodonosor soñó, y cuya interpretación fue la siguiente:
Primer imperio BABILONIA (representada por la cabeza de oro Daniel 2:31, 32, 36-38).
Segundo imperio MEDIA-PERSIA (representada por el pecho y los brazos de plata Daniel 2:32, 39).
Tercer imperio GRECIA (representada por vientre y los muslos de bronce Daniel 2:32, 39).
Cuarto impero ROMA (representada por las piernas de hierro y los pies mezclados con hierro y barro Daniel 2:33, 40).
Esta profecía fue cumplida al pie de la letra, y el orden es asombroso, ya que la historia nos da un testimonio que estos grandes imperios se sucedieron el uno al otro:
BABILONIA (606-536 a. C.)
MEDIA-PERSIA (536-331 a.C.)
GRECIA (331-146 a. C.)
ROMA (146 a. C. – 350 d. C.)
Pero si estudiamos cuidadosamente esta misma profecía, descubriremos que la última forma de gobierno está representada por 10 dedos de la estatua, el cual “será un reino dividido, y habrá en él algo de la fuerza del hierro (Imperio Romano) y será en parte fuerte y en parte frágil” (Daniel 2:41-43).
¿Cómo podemos saber que esta será la última forma de gobierno mundial?
Porque el versículo 44 dice que… “en los días de estos reyes, el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido y permanecerá para siempre”.
Esto significa que durante esta última forma de gobierno mundial… ¡vendrá el Señor Jesucristo a establecer Su reino milenial aquí en la tierra! (Daniel 2:35, 45).
EL ANTICRISTO: ÚLTIMO DICTADOR MUNDIAL
La Biblia también profetiza que el jefe que gobernará y controlará estas últimas 10 naciones, que serán la última forma de gobierno mundial, será un hombre dotado de poderes sobrenaturales, un genio político, militar y comercial , llamado el Anticristo o la Bestia (Apocalipsis 13:1-8).
Este hombre controlará el comercio internacional, haciendo que todos los seres humanos sean marcados con el número 666, y que nadie pueda vender o comprar sin tener esta marca en la frente o en la mano (Apocalipsis 13:16-18).
Este futuro dictador mundial también fue profetizado por Daniel, el cual le llamó el “cuerno pequeño” (Daniel 7:7, 8, 19-25; 8:23-25; 11:36-45).
ISRAEL Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL
De acuerdo a la Biblia, es la nación clave para comprender el plan de Dios en cuanto a la redención de la humanidad.
Desde el principio de la humanidad, Dios escogió a esta nación para que a través de ella, viniera del Mesías al mundo.
Nunca ha habido tanto odio y persecución contra ninguna nación como contra Israel, y este odio sólo tiene su compresión a través de las profecías bíblicas, las cuales enseñan que las fuerzas espirituales de las tinieblas tienen como blanco principal a la nación de Israel.
El resurgimiento del antisemitismo será una de las señales principales del fin de la humanidad y de la segunda venida del Mesías al mundo. Este odio implacable en contra de la raza judía es la marca de una civilización no-redimida por el amor de Dios.
Pero, ¿cuál será el papel que juegue Israel al final de los tiempos políticamente?
¿De qué manera los gobiernos del mundo será afectados e cuanto a sus decisiones con respeto a Israel?
ISRAEL: UNA NACIÓN-PRUEBA PARA EL NUEVO ORDEN MUNDUAL
¿Por qué es Israel tan importante para los nuevos planes del nuevo Orden Mundial?
Mientras el presidente de los E. U., Hill Clinton y sus consejos hacen planes para el Nuevo Orden Mundial, saben muy bien que necesitan desesperadamente resolver la crisis del Medio Oriente.
Este problema es uno de los principales impedimentos de las naciones del mundo para llevar a cabo el Nuevo Orden Mundial.
La Guerra del Golfo Pérsico fue la primera prueba real para este Nuevo Orden Mundial, pues a través de la ONU, las naciones del mundo formaron una coalición de 26 países que arrojaron a través de la fuerza armada, al invasor Saddam Hussein de la nación de Kuwait.
Después de la guerra, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ordenó un embargo en contra de Iraq por desobedecer sus disposiciones judiciales.
Las medidas tomadas en contra de Iraq después de la guerra, cambiaron la política que por décadas la ONU había desarrollado de no imponer embargos o fuerza militar en la soberanía de las naciones.
En 45 años, desde la II guerra Mundial, la ONU había seguido el principio fundamental de no envolverse en los asuntos internacionales de sus naciones miembros.
Pero las cosas han cambiado dramáticamente desde la Guerra del Golfo Pérsico, pues para poder establecer el poder de un Nuevo Orden Mundial, era esencial trasformar a la ONU en un vehículo para manipular a las naciones miembro, de acuerdo a los deseos de las grandes potencias mundiales.
En el pasado, las grandes potencias mundiales ejercían su poder y control a través de medidas económicas o el uso de la fuerza militar, pero ahora, ya no es una sola nación la que ejerce la presión en contra de otra, sino un grupo de naciones perfectamente unidas en sus mismos intereses a través de la ONU.
Ahora la ONU tiene le poder y la autoridad legal para forzar a cualquier miembro y obligarle a dejar que se viole su soberanía coronación para la búsqueda de armas nucleares.
Esto sucedió con Iraq, cuando la ONU mandó a un grupo de hombres comisionados para buscar más armas nucleares en su territorio después de la Guerra del Golfo Pérsico.
David Kay, el líder americano que dirigió la inspección en busca de las armas nucleares y químicas en Iraq, dijo después “que tenía mucho deseo de continuar buscando también en Israel”.
¿En Israel? ¿Por qué hablaría acerca de Israel?
Debido a que el obviamente sabía que los dirigentes principales de la ONU habían propuesto un poder más grande para tratar de “desnuclearizar” a Israel.
¡Esto lo haría vulnerable a las armas convencionales y químicas de sus enemigos árabes!
Esto podrá volverse en un arma de dos filos en contra de Israel, pues en el futuro, la ONU alegrará que está actuando dentro de la ley internacional al proteger a los palestinos en los territorios ocupados por Israel.
El líder de la OLP, Yasir Arafat, ha pasado constantes resoluciones en contra de Israel ante la ONU, y ha pedido que envíen el ejército de la ONU a la zona de Gaza y la ribera Oriental para garantizar la paz del Medio Oriente y proteger a los palestinos de las tropas de israelitas.
EL ISLAM, LA ONU E ISRAEL
Para comprender el peligro potencial al cual Israel se enfrentará en el futuro, es necesario comprender qué naciones del Tercer Mundo forman la mayoría de la Asamblea de la ONU.
De las 181 naciones que forman la ONU, el Islamismo es la religión que predomina en 35 de ellas (22%); y el Judaísmo sólo predomina en Israel.
Los palestinos han reclamado que sólo pueden establecer un Estado Palestino en los territorios ocupados por Israel (Gaza y la ribera Oriental), pero la verdad es que existen castos territorios que no han sido desarrollados en el Medio Oriente entre las naciones ricas en petróleo de los mismos árabes (hermanos de las palestinos) las cuales podrían ser cedidas a los palestinos.
Para tener una perspectiva realista acerca del problema que los judíos están enfrentado al dar “tierra por paz”, consideremos los siguientes hechos:
El tamaño relativo de las naciones islámicas, los E. U. e Israel:
Naciones islámicas 8, 879,548 millas cuadradas y una población de
804, 500,000 de personas.
Estados Unidos 3, 540,939 millas cuadradas y una población de
252, 000,000 de personas.
Israel 8,000 millas cuadradas y una población de
5, 000,000 de personas.
Cuando los palestinos demandaron a Israel “tierra por paz”, debemos considerar que Israel es tan pequeña que podíamos colocar a 32 naciones del tamaño de Israel dentro del estado de Texas.
El área total de las 35 naciones islámicas es más de 1,107 veces el tamaño de Israel.
Los árabes también vastas áreas de terrenos petroleros que bien podían dar a los palestino para crear su supuesto estado independiente.
En este siglo hemos contemplado las guerras devastadoras alrededor del mundo cuales han creado más de 50 millones de refugiados que han podido establecerse en diferentes países.
Nadie jamás ha sugerido que los millones de alemanes, polacos, vietnamitas, cubanos o haitianos desplazados pudieran regresar a su hogar nativo.
Estos refugiados crearon una nueva vida para ellos mismo como ciudadanos en sus nuevos países.
Fue sólo en el caso de los palestinos que la ONU y los gobiernos árabes demandaron cínicamente que fueran mantenidos en “campos de refugiados” por más de 40 años en contra de la imposibilidad de que la historia fuera revertida, para que pudieran regresar a los lugares que habían abandonado desde hacía tanto tiempo.
En la Guerra de Independencia de 1948, Egipto y Jordania ocuparon militarmente la franja de Gaza y la ribera Oriental, y hasta 1967 los árabes de Gaza y la ribera Oriental insistieron en que ellos eran árabes que pertenecían a Siria.
Sin embargo, cuando perdieron el control sobre estos territorios durante la Guerra de los Seis Días, inventaron la ficción de que los árabes en esos territorios eran una raza distinta llamados “palestinos” y que habían existido desde tiempos inmemorables en la Tierra Santa.
Pero la verdad es que la palabra “palestino” fue aplicada casi exclusivamente al pueblo judío de la Tierra Santa hasta 1967.
Como un ejemplo del uso judío de la palabra “palestino”, el periódico judío Jerusalén Post fue llamado por casi 50 años el Post Palestino.
Otro ejemplo es que, de 1948 hasta 1967, Jordania ocupó la ribera Orienta, y no existe ningún artículo o discurso dado antes de la Guerra de los Seis Días en el cual algún árabe hubiera llamado a la creación de un estado palestino independiente o que hubiera dicho que los árabes en los territorios hubieran sido una raza distinta.
Todos los discursos dados por los árabes la ribera Oriental antes de 1967 llamaban a la creación de un nacionalismo Pan-Árabe agrupando a todos los árabes del Medio Oriente como hermanos de raza.
El concepto de una antigua raza Palestina, separada de los árabes del Jordán, Iraq o Arabia Saudita, es una ficción recientemente creada con el propósito de causar hostilidad en contra de los judíos para sacarlos de Palestina.
El mundo tiene siempre una imagen distorsionada de la verdad, debido a los medios de comunicación, pues Israel está siendo condenada constantemente por la ONU, los E. U. y Canadá por estar combatiendo a terroristas árabes.
Sin embargo, Kuwait expulsó de su territorio a más de 350 mil palestinos durante la Guerra del Golfo Pérsico por sólo hecho de ser palestinos. ¡El mundo no comentó nada al respecto!
ISRAEL Y LAS NACIONES UNIDAS
El bloque de naciones Árabes-Africanas-Comunistas en la ONU está constantemente atacando a Israel desde el día de su nacimiento como nación.
Desde 1972, la Alianza Árabe de las naciones ha pasado 430 resoluciones en la ONU en contra de Israel, o sea, dos resoluciones por mes.
Durante el mismo tiempo, la ONU nunca censuró los regímenes criminales de Idi-Amin, Pol-Pot, Hafiz Assad, Nicolae Ceausescu o Saddam Hussein (de África, Siria, Rumania e Iraq, respectivamente).
Cada uno de estos dictadores fue responsable de millones de muertes en sus respectivos países y… ¡jamás se les censuró!
La Asamblea de la ONU no sólo ha pasado resoluciones en contra de Israel sino que el mismo Consejo de Seguridad de ka ONU, votó para condenarla con tres “expresiones de preocupación”, siete “advertencias” y 49 “condenaciones”.
Con la única excepción de la Guerra del Golfo Pérsico, el Consejo de Seguridad desde hace años no había criticado a ninguna nación árabe por la tortura, muerte, abusos de derechos civiles y persecución de miles de ciudadanos, no soliera al presidente de Siria, Assad, por el asesinato de 20 mil hombres, mujeres y niños en la ciudad de Hom
EL PACTO DE ISRAEL CON LA MUERTE
Durante los últimos 45 años, Israel ha sido forzada a armarse para protegerse de la Alianza de Naciones Árabes que ha tratado de sacarlos de la Tierra Santa por causa de su negación al reconocimiento de su existencia.
La nación judía es la única nación del mundo que enfrenta la extinción de su gobierno, de sus instituciones y las vidas de toda su población, si sus enemigos conquistan su territorio.
Esta situación tan peculiar ha convertido a Israel en un campamento armado rodeada de enemigos implacables.
Su sobrevivencia sólo puede deberse a la intervención sobrenatural de su Dios, Jehová (Isaías 31:5; Amós 9:14, 15; Deuteronomio 4:34, 35).
De los 20 países que importan más armas en el mundo, siete de ellos se encuentran en el Medio Oriente.
Este gasto tan enorme puedo haber convertido al Medio oriente, desde hace mucho, en un verdadero paraíso, y la tragedia es que los árabes y los judíos… ¡son hermanos! ¡Los dos son hijos de Abraham!
Sólo a través de la intervención sobrenatural de Dios estas dos naciones cesarán su lucha trágica que ah durado más de 5 mil años.
La mayor parte de los judíos creen que encontrarán una fórmula de paz que producirá justicia, tanto para ellos como para los palestinos.
Sin embargo, mientras los países árabes sigan pensando en que algún día destruirán a Israel totalmente, nunca podrían tener ninguna conferencia o tratado paz con los judíos.
El tratado de paz con la OLP… un pacto con la muerte.
En el mes de julio de 1993, se firmó en la ciudad de Washington un Tratado de Paz entre Israel y la OLP, en el cual se prometía cesar la guerra que había existido entre ellos por décadas.
Yasir Arafat y Yitzhak Rabin tomaron la iniciativa para comprometerse a cumplir las diferentes cláusulas de este Tratado.
¿Significaba esto que vendría una verdadera paz?
O, ¿sería una paz falsa que sólo originaría más cerramientos de sangre?
Los gobiernos árabes y la OLP le han ofrecido a Israel ahora “tierra por paz”.
Pero, ¿Qué clase de paz le ofrecen? Existen dos conceptos de paz en el lenguaje árabe, uno representa la paz verdadera como la que tienen E. U. y Canadá; pero el otro concepto es más parecido a una “tregua armada”.
Durante las guerras de las “cruzadas”, el líder de los ejército musulmanes derrotados, Saladino, le ofreció al general inglés Ricardo Corazón de León, un tratado de paz.
Sin embargo, dos años más tarde, después de haber reconstruido a su ejército, Saladino quebrantó este tratado y derrotó al ejército inglés.
En los discursos de Yasir Arafat a la audiencia árabe, ha explicado que ha ofrecido a Israel “la paz de Saladino”.
Esto prueba que sólo le ha ofrecido a Israel una “tregua armada” en lugar de una paz verdadera.
La OLP no ha abanado la idea de conquistar toda la tierra de Israel.
Todos los palestinos usan emblemas, banderas y volantes conteniendo mapas que enseñan que Israel y todos los territorios deben ser conquistados y arrebatados de los judíos.
La OLP ha declarado constantemente que su estrategia a largo plazo es eliminar a Israel en un plan llamado “liberación en fase”.
Desde 1974, Yasir Arafat decretó que durante la primer fase de su “Plan de Fases”, la OLP establecería un cuartel en Gaza y la ribera Orienta; que en la segunda fase, sus ejércitos tomarían Jerusalén; y en la última fase, finalmente conquistar todo Israel.
El 1º de septiembre de 1993, Arañar le confirmó a una audiencia árabe que su Tratado de Paz formaba parte de su “Plan de Fases”.
En muchas entrevistas, lo árabes declaraban que nunca estarían contentos hasta recobrar toda la tierra de Israel de los Judíos.
En 1980 decía que: “la paz para nosotros significa la destrucción de Israel”.
El libro del Corán enseña que, si alguna tierra fue ocupada en el pasado por los musulmanes, entonces debe el recobrada a través del “Jihad” (guerra santa).
Hace miles de años, el profeta Ezequiel (capítulo 38-39) predijo que una gran Confederación Árabe bajo el liderazgo de Rusia, se unirían para invadir Israel, después de que los judíos hayan regresado a su tierra (Ezequiel 28:1-6).
El líder de esta confederación de naciones dirá Ezequiel 38:8-12.
De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación ; mas que sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente.
Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo.
Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo ya recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra.
Desde hace más de 50 años, Israel no ha podido “vivir con seguridad y tranquilidad” en Israel, u ha permanecido como un campamento armado por décadas rodeado de 200 millones de árabes. Israel gasta más en defensa que cualquier otro país del mundo.
Este reciente Tratado de Paz creará un falso sentido de seguridad en los próximos años y, tal vez, comenzarán a creer que podrán “vivir seguros”, acelerando el cumplimiento de las profecías de Ezequiel.
EL PACTO FINAL CON LA MUERTE…EL TRATADO CON EL ANTICRISTO
La ONU y las naciones árabes continúan llamando para que Israel elimine sus armas nucleares.
La introducción de las armas nucleares de irán y la creciente posibilidad de que se les una Libia, Siria e Iraq, ha alterado el balance estratégico del Medio Oriente.
Los planes para la prohibición de las armas nucleares en el Medio Oriente podrían tentar a Israel a acordar delinquir sus opciones nucleares.
De acuerdo a la filosofía religiosa islámica, los musulmanes ganarían el “paraíso” si murieran en una devastadora guerra nuclear que sacara a los “infieles” de Jerusalén.
En los próximos años, estos eventos establecerán el escenario para un súper-poder que garantice la seguridad de las fronteras de Israel.
Cuando Europa se una finalmente bajo los diez reyes o naciones dirigidas por el Anticristo, le ofrecerá a Israel un Tratado de Paz garantizado su seguridad.
Por primera vez, desde 1948, el estado podrá finalmente deponer sus armas.
El hecho de que Israel necesite grandes recursos económicos para poder solventar la increíble inmigración de judíos de Rusia y de otros países del mundo, hará que firme este falso tratado de paz o “un cuerdo con la muerte” con el futuro gobernante mundial, el Anticristo (Daniel 9:27).
El profeta Isaías habló también acerca de este Tratado de Paz y de la falsa confianza que Israel depositará en el Anticristo (Isaías 28:15).
Los líderes de Israel firmarán este tratado de 7 años cínicamente con el dictador de Europa, creyendo que él los protegerá de sus enemigos.
En Isaías 28:18 se nos revela el juicio de Dios en contra de Israel por causa de este Tratado.
Después de tres años y medio, el Anticristo violará este Tratado traicionando a Israel y entrará al Templo reconstruido proclamando que el es dios (2 Tesalonicenses 2:3, 4).
Cuando demande que los judíos lo adoren, entonces éstos se rebelarán y algunos huirán hacia el desierto donde Dios los protegerá milagrosamente durante 1,260 días (Apocalipsis 12:14-17).
VII. LA RECONSTRUCCIÓN DEL TIEMPLO JUDÍO…Volver al Indice
Actualmente, casi en el centro de la ciudad de Jerusalén, se encuentra un gigantesco edificio con una cúpula enorme que se percibe desde cualquier ángulo de la ciudad. Esta construcción se llama la Cúpula de la Roca o la Mezquita de Omar y es el centro principal de la adoración de musulmanes y judíos.
¿Qué lugar tiene dentro de las profecías bíblicas este templo?
¿Es acaso este templo el mencionado en la Biblia donde el Anticristo entrará y cometerá un sacrilegio en contra de la ley judía?
Pero, ¿cómo podrán los judíos recobrar este lugar santo si los musulmanes actualmente también lo reclaman como de su propiedad?
¿Acaso los judíos reconstruirán otro templo en algún otro lado?
Tratemos de contestar todas estas preguntas a la luz de la historia y de la Biblia.
HISTORIA DEL TEMPLO
Hace aproximadamente 3,000 años, el rey David quiso construir una “casa” para Dios, pero Dios le dijo que sería su hijo Salomón quien la construiría.
Salomón, el tercer rey de Israel, construyó el primer templo sobre el monte Moriah, una colina que se encuentra al norte de Jerusalén, donde anteriormente, Abraham había subido para ofrecer a su hijo Isaac.
Esta construcción tardó 7 años (Reyes 6:38).
Los babilonios destruyeron este templo cuando incendiaron Jerusalén en el año 586 a. C., bajo el rey Nabucodonosor.
Un remanente judío regresó a Jerusalén a70 años más tarde e inició la reconstrucción del templo. El rey Herodes el Grande (20 a. C.) lo acabó de construir y éste era el templo que existía en tiempos de Jesucristo.
Los soldados romanos bajo Vespasiano y su hijo, el general Tito, destruyeron este segundo templo, cuando arrasaron a Jerusalén en el año70 d. C.
En el año 600 d. C. los ejércitos musulmanes llegaron a Palestina y el Califa Omar se apropio del templo con todo y el Monte Moriah para el islamismo.
Lo llamaron el templo “haram-esh-sharaif” (noble santuario).
Ahí mismo, los musulmanes construyeron dos santuarios: el Al-Aksa y la Cúpula de la Roca.
En los últimos 1,300 años, estas estructuras musulmanas han estado en el suelo santo del templo judío.
PROFECÍAS BÍBLICAS DEL TEMPLO
Las profecías bíblicas acerca de que este templo será reconstruido y pasará otra vez a manos de los judíos, son muy claras.
El profeta Daniel predijo que “…un príncipe que vendría” y que surgiría de alguna de las naciones que pertenecieron al antiguo Imperio Romano “haría cesar la ofrenda” (de los sacrificios judíos en el templo) a los tres años y medio de su carrera.
Este “príncipe” será la persona del Anticristo, a quién, tanto el profeta Daniel como el Señor Jesucristo, llamaron la “abominación desoladora” (Daniel 9:27; Mateo 24:15).
El Anticristo pues, iniciará su carrera política firmando un tratado de paz entre las naciones árabes y el pueblo de Israel. Esto lo convertirá inmediatamente en un héroe mundial de la paz.
Pero, a los tres años y medio traicionará a los judíos violando el pacto y repitiendo ala abominación que anteriormente hizo Antioco Epífanes (a. C.) al sacrificar un cerdo en el lugar de los sacrificios. En este momento el Anticristo se proclamará Dios y comenzará la persecución más sangrienta que haya existido contra Israel (Mateo 24:15; 2 Tesalonicenses 2:3, 4; Apocalipsis 11:1, 2; 13:4-7).
¿HABRÁ UNA TERCERA RECONSTRUCCIÓN DEL TEMPLO JUDÍO?
De acuerdo a todas las profecías bíblicas expuestas, el templo judío volverá a ser reconstruido en un futuro próximo.
Pero, ¿cómo podrá esto ser posible en la actualidad ya que en el lugar donde se supone que lo reconstruyan se encuentra la Mezquita de Omar o la Cúpula de la Roca, la cual es un santuario sagrado para todos los musulmanes?
¿Cómo podrá los judíos quitarles este lugar sagrado a los árabes-musulmanes sin que estalle una guerra sangrienta?
Un incidente que sucedió hace algunos años nos podrá dar una idea de los grave de la situación que existe actualmente en Jerusalén, con respecto al proyecto de la reconstrucción de un nuevo templo.
La tarde del día 20 de septiembre de 1990 empezó dentro del calendario judío, o sea, el año nuevo judío de Rosh-Hashanah (año 5750).
Nueve días después (29 de septiembre) los judíos celebraron su día más santo de todo el año, el Día de la Expiación o Yom-Kippur.
Cinco días después (4 de octubre) comenzaron a celebrar la tercera Fiesta de Otoño que celebran durante el mes de Yishri, o sea la Fiesta de los Tabernáculos, la cual dura 7 días.
Esta fiesta judía significa el fin de las cosechas, el tiempo cuando habitaron en el desierto, pero también mira hacia el futuro, cuando Israel poseerá totalmente la tierra de Palestina.
El grupo de judíos que celebró estas festividades escogió colocar la “primera piedra” en el monte Moriah, donde se encuentra también el santuario sagrado de los árabes.
Las autoridades israelíes, previendo las terribles consecuencias que este acto acarrearía les prohibieron llevar a cabo este evento.
Pero entre los árabes-musulmanes ya se había corrido la voz que un grupo de judíos venían a profanar el sagrado santuario del Islam y cientos de árabes tomaron piedras, garrotes y cuchillos para impedirles la entrada.
Muchos judíos que andaban por allí cerca, sin saber lo que estaba aconteciendo, se acercaron para curiosear y fueron agredidos inmediatamente por una lluvia de piedras, cuando la policía antiterrorista judía intervino habían 21 árabes muertos y más de 200 heridos.
Este incidente causó que la ONU pasara una resolución condenando a Israel y que la atención mundial se concentrara e la importancia de este santuario, tanto para los árabes como para los judíos.
Pero, ¿por qué construir un nuevo templo? Porque desde que los judíos estuvieron bajo la cautividad babilónica la “sinagoga” se convirtió en el foco principal de sus actividades religiosas.
Han pasado ya más de 1,900 años en que los judíos hayan tenido un templo y su anhelo y sueño es la edificación del nuevo templo.